jueves, 8 de mayo de 2008

MI PEQUEÑA LULÚ (extraído del Diario de Bruno)


Querido Diario:
Estoy deprimido. Trato de encontrarle el sentido a la vida, pero me resulta imposible. Ni los mimos de Marina, ni los peluches, ni el ratón de goma pueden levantar mi ánimo.
El Amor es a veces la más maravillosa razón para la Felicidad. Pero cuando estás enamorado de un imposible, el amor es fuente de sufrimiento máximo. Me duele desde el centro de mi alma, hasta la punta de la cola.
Ayy, Querido Diario, qué angustia tan honda siento, cuánto deseo insatisfecho, cuánta necesidad de mimos!!!
Recuerdo haber escuchado a Claudio María Dominguez, contar la historia mitológica de Tántalo, un chabón que fue condenado a sufrir hambre y sed eternas. Sumergido en el agua hasta el cuello, no podía beber porque cada vez que lo intentaba, el líquido retrocedía. Y sobre su cabeza caía una rama con un tentador racimo de uvas que cuando él estiraba el brazo para alcanzarlas, la rama se ponía fuera de su alcance.
Me siento Tántalo !!!!!
Tan cerca, tan cerca está ella, y sin embargo me es imposible lograr su amor.
Mi amadísima Lulú, la gata más hermosa del planeta vive aquí mismo, en Arad.
Es una gatita finísima, de raza, es la cosa más dulce del universo. Su mirada me derrite, muero de ganas de abrazarla y llenarla de besos. De llenarla de caricias con mis cuatro patas. De expresarle mi amor todos los días de mi vida...de compartirle mi comida de lata, mis juguetes y mi sillón preferido.
Ella me dedica su amistad, me envía fotos por mail, pero en su vida no soy más que otro gato del montón...
No doy máááás, es agotador esto de estar enamorado y no ser correspondido.
Pienso en ella todo el día, miro sus fotos y se me escapan lagrimitas de extrañarla.
Y al verla en las imágenes sensuales, con la pose de La Coca Sarli, siento en mí todo el fuego de una pasión incontrolable, que me hace sentir más vivo que nunca, y a la vez...el más infeliz de los felinos.
Oops, mi madre anda cerca. No quiero que vea las fotos de Lulú. Seguiré escribiendo en otro momento.

Bruno Alexis Landau, el último de los amantes ardierntes.

(si alguien quisiera dejar un comentario alentador, un consuelo, o un consejo de seducción, será infinitamente agradecido)




8 comentarios:

La candorosa dijo...

Y si Brunito, a veces la suerte es esquiva y el amor también!!!

No te lamentes por tu destino gatuno respecto a Lulú...
No se si decirte que tengas esperanzas o que te conformes con su amistad y nada más (ojo, que ser amigo de Lulú no es poco!!!)...

Te deseo lo mejor en el amor... y espero que esa bella gata (que fotos más hermosas!!!), pueda sentir toda tu pasión y reconocer en vos al "amante ardiente" que anda buscando...

Besotes candorosos, para vos y para tu dueña!!!

Bruno dijo...

gracias, tía!!!! tu comentario me ha dado ánimo...ya te enterarás de cómo avance mi love story.
te quiero mucho, y mi mamá también te quiere mucho.
besitos con cosquillitas de bigotes para vos.

Anónimo dijo...

Veo que has escrito hace unos meses, y espero que las cosas hayan cambiado para bien.
Pero yo recien encuentro tu entrada, y la encuentro justo buscando una salida a un problema similar.

Yo conoci a esta mujer hace 2 años y medio. Y nos hicimos muy buenos amigos, uña y carne :) Pero luego de un año me empece a enamorar de ella. Locamente. Ella no se. No se si le gustaba, o si solo me queria como amigo. Ella tenia un encanto, algo escondido que me todavía me vuelve loco. Y creo que ese algo era parte de porque ella no me podía corresponder. La cogia mirandome, sonriendome, me buscaba siempre.
Pero un día le dio un ataque y me agredio y me grito, me dijo cosas innombrables.
Fue como si enterrara un cuchillo en mi corazón.
Decidi dejar de verla esperando que la podría olvidar. Paso mas de un año y seguia pensando en ella. Cada día, como el primero.
Ya hemos vuelto a hablar, y vamos lento re-encontrando esa amistad perdida. Pero yo, he descubierto que sigo queriendola igual. Y ella, sigue igual con ese atractivo misterioso pero fatal.
Quizas nunca lleguemos a tener algo, pero mi mayor miedo es perderla como amiga, aun asi tengo el privilegio de ser parte de su vida. Es un dolor desgarrador, un dolor diario, que en vez de desvanecerse se agranda cada vez mas y mas.

Roxana dijo...

Bruno Alexis, veo que este escrito tiene un tiempo, y por como te leo en el presente sé que esto es etapa superada.
Lo único que me sale decirte es que todos nos equivocamos a veces cuando de amor se trata, y vemos sólo lo que queremos ver.
Queriéndonos más y mejor a nosotros mismos, podemos aplicar la ley de atracción y que llegue gente, o gatos, a nuestra vida que de verdad vibren en sintonía.
Sos hermoso, soy tu fan desde ahora y para siempre.
Muchos mimos en esa pancita y un beso a Marina.

Bruno Alexis dijo...

ANÓNIMO
La vida tiene este tipo de cosas, pero lo mejor es aceptar la realidad y buscar la propia felicidad, que si coincide con la de ella sería fantástico. Y sino, al menos la amistad es algo muy valioso.
Que tengas suerte, miauuu

Bruno Alexis dijo...

ROXANA
Tenés mucha razón en todo lo que decís, sobre todo en eso de que soy hermoso, ji ji ji
Mimitos ronroneantes, miauuu!

Euphoria dijo...

Me mató lo de la Coca Sarli!!!!
Quién no ha pasado por semejante tortura??? El corazón a mil quinientas revoluciones, la respiración entrecortada, las fotos arrugadas de tanto tocarlas...

Bruno Alexis dijo...

EUPHORIA
Ayy, tía, a mí también me mató con lo de la Coca Sarli, te lo aseguro!
Es tal como lo describís!! Suerte que ya pasó y hoy soy nuevamente un gatito feliz!!
Besitos y mimitos ronroneantes, miauuu