lunes, 28 de diciembre de 2009

Feliz Día !!

Más allá del origen de esta celebración (nada chistoso) y de las mil bromas que hoy se harán, yo quiero festejar este día.
Porque soy inocente, porque me siento inocente, y porque creo que la inocencia es una de las cosas más hermosas que tenemos.
Así que para mí, y para todos aquellos que se sientan inocentes, Feliz Día!!! Que la inocencia nos vale!!



jueves, 24 de diciembre de 2009

Felices Fiestas !!!

Les deseamos a todos Muchas Felicidades, hoy y siempre !!!


Send your own ElfYourself eCards

sábado, 19 de diciembre de 2009

Cosas de Viejas...


"Muchachas a envejecer" Liliana Felipe

Fui educada para respetar a los mayores y estoy muy orgullosa y agradecida por eso.
Desde muy chica supe que había que ser cordial, paciente y solícita con la gente mayor.
Mi madre se ocupó de estimularme para ofrecerme a llevarle las bolsas a la gente de edad, etc, etc.
Cuando tuve la responsabilidad de niños a mi cargo, hice lo mismo que mis padres habían hecho conmigo.



Yo tenía siete años, había ido a comprar al almacén y había una señora mayor de esas que le buscan la quinta pata al gato, que preguntaba precios todo el tiempo y si había tal o cual producto.
El almacenero muy educadamente le respondía y le pedía que esperase su turno para ser atendida.
Cuando el vendedor me preguntó a mí qué iba a llevar, esta señora interrumpió con otra de sus preguntas. Haciendo honor a las enseñanzas familiares le cedí mi turno.
La mujer dio mil vueltas para decidirse sobre cada artículo, exigiendo al máximo la paciencia del almacenero, quien en un momento me sonrió cómplicemente mientras me guiñaba un ojo.
Por fin la señora terminó su compra, saludó, y se fue.
Yo saqué de mi bolsillo la listita que mamá me había dictado y compré, mientras escuchaba comentarios de los mayores del tipo "todos llegaremos a viejos".
Por aquel entonces me resultaba muy difícil imaginarme vieja a mí misma, pero hice el intento. La imagen que tuve en aquel instante de cómo sería yo en mi vejez es la misma que aún conservo y la que creo se concretará en su momento, cada vez más cercano...
Cargué mis bolsas y salí del negocio.
En la vereda encontré a la señora mayor mirando muy atenta centímetro a centímetro del suelo.
Le pregunté si se le había perdido algo. Estaba muy concentrada en su búsqueda, por lo que tuve que repetir varias veces la pregunta, hasta que me respondió de modo seco:

- La llave.

Dejé mis bolsas al costado de la puerta del comercio y comencé a buscar también yo.
Pasados unos minutos, como la llave no aparecía, entré nuevamente al almacén, le comenté al almacenero lo que sucedía y le pedí un imán para ayudarnos a encontrar el objeto perdido (Sí, me encantaba jugar con imanes!)
El almacenero no tenía ningún imán pero salió con un escobillón para rastrillar la zona, al tiempo que le avisaba a su hermano, que estaba en la parte trasera del negocio.
Algunos otros clientes salieron para colaborar en la búsqueda y al poco tiempo éramos muchos en la vereda, inclinados, buscando la llave.
Le preguntaban muchas cosas a esta anciana. Cosas como si estaba segura de haberla perdido allí.
Ella sólo respondía "La llave, ay, ayyy... la llave!"
En un momento una de las vecinas le propuso a la anciana dama, llevarla a su casa para que llamase desde allí a alguno de sus hijos, que viniera a socorrerla con la copia de la llave, y mientras tanto podría quedarse a almorzar.
La anciana se incorporó de golpe y la miró extrañada. Luego le dijo:

- La llave que perdí es la llave de la latita de sardinas.

Se hizo un hondo silencio. Ahora puedo imaginar que por educación algunos habrán reprimido sus risas y otros sus puteadas.
El almacenero fue adentro y salió rápidamente con un puñado de llavecitas de latas de sardinas, y se las entregó a la vieja, quien se fue sonriente hacia su casa...





Premio

Mis amigos Clara y Pepe (Los Chuquis) del blog Muchas Gracias (Humor Casero) tuvieron la generosa buena onda de regalarme este bellísimo premio que hoy agradezco aquí:



Vieron qué hermoso es!!! Estoy re contenta con mi regalín!!!
Cómo? Que a quién se lo doy?? A nadie!! Este me lo dejo para mí solita, ji ji ji ji



lunes, 7 de diciembre de 2009

Terapia

He decidido recomenzar terapia. Porque a veces hace falta. Porque hay momentos en los que se necesita ayuda...
Estoy haciendo los trámites.
Aún no conozco a mi futura psicóloga. Pero hablé con ella por teléfono. Su voz me resultó calma y agradable. Tiene voz de mujer madura, lo que me dejó muy tranquila.



Tengo un prejuicio terrible hacia las psicólogas recién recibidas.
Como todo prejuicio, no tiene ningún argumento válido en el que apoyarse... Pero bien dicen que el que se quema con leche, cuando ve la vaca, llora.
Mi temor se basa en una mala experiencia, y no sé por qué cuestión, al generalizar le adjudiqué la ineptitud a la poca experiencia.
Sí, sí, ya sé muy bien que existen excelentes profesionales recién recibidos, así como experimentados desastrosos. Pero una siempre hace lo que puede, y a la hora de elegir terapeuta no voy a intentar resolver este tema.


Qué cuál fue la experiencia negativa?
Les cuento:
Fue hace unos cuántos años, estaba pasando por una crisis fuertecita, y si bien por fuera todo parecía controlado y se me veía feliz... la verdad es que por dentro estaba destruída.
Decidí hacer terapia, buscar ayuda para cambiar y mejorarme. Tomar la decisión fue un paso importante que me hizo sentir poder sobre la situación. Soy una convencida de que para que las cosas cambien primero hay que hacer el cambio adentro y estaba dispuesta y comprometida a trabajar por esto.
Pedí turno con una psicóloga del listado de la obra social y esa misma tarde tuve mi primera sesión. Primera y última.
Escribir la frase anterior equivale a decirles que el asesino es el mayordomo, pero ya les había adelantado que se trataba de una mala experiencia.
Ni bien comenzó la consulta esta chica, quiero decir la profesional, me pidió que le hiciese un pequeño resumen de mi vida desde mi infancia hasta el presente.
Síntesis, a mí!!! Esta mujer me estaba pidiendo lo imposible!!! De todos modos, intenté sintetizar, y creo que lo logré.

- Mi infancia bla bla bla bla bla. Por ejemplo bla bla bla bla bla

El rostro de esta muchacha comenzó a entristecerse notablemente, se la veía angustiada, por lo que sin darme cuenta comencé a censurar algunos sucesos, suavizar otros, ponerle un poco de humor (negro) al relato...
Cuando llegué a mi adolescencia, la pobre mujer ya había terminado su paquetito de pañuelitos de papel y tuve que darle el mío.
Por más que intenté ponerle onda a la cosa, rescatar recuerdos positivos y hacer chistes, ella no paraba de llorar, angustiadísima, apretando sus manos nerviosamente y fumando cigarrillo tras cigarrillo.

Yo lo lamento -le dije- vos me pediste que te cuente. Y la verdad es que no creo que mi historia sea tan terrible.

- No tenés conciencia de tu sufrimiento-sentenció ella.

Me paré, le di las gracias, y le dije que no pensaba volver nunca más.

- Yo no te abandono -dijo haciéndose la importante, con un hilito de voz- La que se abandona sos vos misma.

Después del trabajo me fui a tomar un café con un amigo y le conté detalladamente mi sesión de terapia. Nos reímos tres horas seguidas. Pero pasó un tiempito bastante largo hasta que me animé en un nuevo intento de terapia.

Aún no conozco a mi futura psicóloga. Pero hablé con ella por teléfono. Su voz me resultó calma y agradable. Tiene voz de mujer madura, lo que me dejó muy tranquila.





viernes, 4 de diciembre de 2009

Tres Años de Candor !!!

Para octubre del 2007, luego de varias invitaciones de mi amiga para que visitara su blog, finalmente entré a ver de qué se trataba. Más que nada porque se festejaban sus primeros 100 post, y a pesar de no entender nada quise estar presente y celebrar su logro.
Fue mi primer contacto con un blog. Y este que pongo aquí, mi primer comentario:



Tal como dije en mi primer comentario blogueril, al poco tiempo abrí mi propio barquito. Y mi amiga estaba ahí, desde el primer post, alentándome a seguir y aconsejándome sabiamente:



Hoy el blog de mi amiga cumple tres años. Ese blog tan importante para mí, gracias al que existe el mío. Hoy "Yo quería tener Candor" cumple tres años.
Tres años de mantener la excelente calidad en cada una de sus entradas.
Tres años de brindar a sus visitantes bellísimos relatos, consejos con mucho humor y sentido común, videos y música de primerísima, y un espacio cordial en que podemos expresarnos, responder las preguntas que La Cando nos tira, reflexionar sobre algunos temas, o simplemente reírnos juntos.
Si todavía no lo conocen, se los recomiendo. Y estoy segura de que me lo van a agradecer.




Con motivo de los festejos del tercer año del blog, La Candorosa me ha obsequiado este bellísimo premio:



Pasará a formar parte de nuestra vitrina, en un lugar muy importante. El premio es hermoso, y estamos muy felices de haberlo recibido.
Me llené de alegría y orgullo al leer las palabras con las que me lo dedicó:


Aquí las palabras del amigo de Bruno, felicitando a La Candorosa por sus primeros tres años en la blogósfera:


viernes, 27 de noviembre de 2009

Pepe

Hace unos días en el blog de CAIA leí la historia de la lora Pepa, que me encantó, y recordé a mi Pepe.
Sí, yo también tuve un loro, les cuento:
Había viajado a Entre Ríos a pasar Navidad con un grupo de amigos...
Exactamente, para ustedes que leyeron el post del primer y único robo de mi vida, esto sucedió en el mismo viaje. Para quienes no se enteraron que alguna vez robé, pueden enterarse ACÁ, si tienen ganas.

Mi primera mañana en Concepción del Uruguay. Como de costumbre, mis amigos atorraban hasta el medio día. Como de costumbre, también, a las siete de la mañana yo ya estaba despierta y con ganas de hacer cosas.
Les dejé una cartita sobre la mesa. Una cartita de las mías. Quiero decir que comencé a escribir una notita y terminó siendo una carilla entera, con dibujitos además de texto.
De todos modos, como de costumbre, cuando volví de pasear, al medio día, ellos aún dormían.
Leyeron mi carta mientras desayunaban (conmigo).

Yo sé que esto no tiene nada que ver con la historia de mi loro, pero ilustra claramente mi estilo de escribir notas que terminan siendo cartas, mi falta total de síntesis, y la razón de que mis post siempre resulten largos.

El paseo de esa mañana fue maravilloso. Recorrer una ciudad que no se conoce, dejarse llevar, tiene un sabor muy particular.
Caminé por el barrio, por el centro, y luego fui al río.
Mientras volvía para la casa de la mamá de mi amigo pensaba en lo lindo de las ciudades del interior... en el ritmo vital sin el vértigo de Buenos Aires, en ese modo intenso y verdadero de vivir cada minuto, en esa serenidad que hace a la gente del interior tan diferente a la de la capital.
En mi trayecto había conversado con algunas personas, todas me resultaron amables y cordiales. Todas me habían sonreído.
En el mismísimo momento en que yo pensaba "qué buena es esta gente" escuché que alguien me gritaba:

- Loro !!

Miré hacia todos lados pero no encontré al que gritaba. Seguí caminando y de nuevo:

- Loro !!

Y ahí lo vi, un tipo con unas cajas que me miraba y me gritaba:

- Loro !! Loro !! ... Loroooooooooo !!!

No dejaba de mirarme y gritarme. Bueno, no voy a volver a escribir su línea de diálogo, a esta altura ya saben que no paraba de gritarme "Loro".
Pero cómo me va a agredir de esta manera? -pensé- Yo no soy ningún bagayo! Y con sus gritos me viene a arruinar el paseo y mi hermosa teoría sobre la buena gente del interior !!
Me acerqué y se dio este diálogo:

- Buenos días, usted me hablaba a mí?
- Sí, señorita. Vendo loros, no quiere comprarme uno?


Morí de risa !! Le dije que no, que muchas gracias, me preguntó de dónde era y charlamos un rato. Resultó un señor muy agradable.

Mientras los chicos desayunaban, una vez que terminaron de reírse de mi carta (cariñosamente, claro) pasé a contarles lo sucedido.
Nos reímos mucho, reflexionamos sobre los prejuicios que cargábamos los que vivíamos en la capital, aún habiéndonos criado lejos, y de lo difícil que resultaba superar esos prejuicios...

Por la noche, la sobrinita de mi amigo me trajo un regalo.
Todos estaban muy atentos cuando yo abría el paquete, y se escucharon las fuertes carcajadas cuando encontré en la cajita un hermoso loro.
En un arranque de originalidad creativa lo bauticé Pepe.


Desde el primer momento nos sentimos cómodos y atraídos mutuamente. Todo el tiempo estaba en mi hombro y dormía sobre mi mesa de luz.
Al volver a Buenos Aires la convivencia con mi gata Laurita no resultó del todo bien, ya que Pepe estaba celoso y pretendía exclusiva atención.
A la semana volví a viajar a Entre Ríos, a llevarle a Pepe a la sobrina de mi amigo y con ella vivió todos los años de su plumosa vida.

En realidad, cuando comencé a escribir, pensaba que iba a hacerlo sobre la semanita de convivencia de Pepe y Laurita.
Fue una corta convivencia, pero muy rica en anécdotas. Incluso dio material para algunas tiras de historietas que en su momento dibujé.
Pero, como de costumbre, mi falta de síntesis me traicionó. Quedará como tema de algún post futuro.

Que tengan todos un hermoso fin de semana.
Shabat Shalom !!!



sábado, 21 de noviembre de 2009

De vacunas y estaturas...


Canción de la Vacuna - M.E. Walsh


Me he dado las vacunas contra la gripe.
Luego de dudar bastante, decidí hacerle caso al médico por esta vez.
La enfermera encargada de vacunarme me atendió muy cordialmente, me explicó todo lo que me tenía que explicar, y me inyectó: en el brazo izquierdo la de la gripe común, en el derecho la de la gripe "A".


Después me hizo algunas preguntas y fue anotando mis respuestas, me felicitó y alentó en mi objetivo de dejar definitivamente el cigarrillo, me tomó la presión arterial y... me indicó la balanza !!

Nooooo -pensé- la balanza no!!! No me arruines el día, muchacha!!!
Pero obviamente no le dije lo que había pensado, y me paré en la odiada báscula, una de esas modernas, digitales, que tienen un medidor de estatura (no sé cómo llamarlo) que no sé exactamente cómo funciona.

El peso pasó a un segundo plano, si tengo que ser sincera, ni llegué a mirar cuánto peso. Algo mucho más grave llamó mi atención.
Cuando vi que según ese monstruo digital yo mido 1,56 metros.... sentí que el estómago se me estrujaba, arrugaba y endurecía, mis piernas temblaban, mis manos transpiraban, y mi columna se doblaba (todo a la vez)


Yo sé muy bien que llegada cierta edad comenzamos a achicarnos. Pero falta mucho tiempo para que llegue a ser esa viejita que andará por las calles alimentando gatos y juntando cosas de la basura para reciclar...

Desde siempre he medido 1,595. Bueno, no desde siempre, claro, no nací con esa altura, como se imaginarán. Quiero decir que desde que llegué a esa altura la he mantenido.
La última medición me la hizo el médico, hace un poco más de un año. Y aún medía un metro, con cincuenta y nueve centímetros y medio!!!
Es muy importante ese medio centímetro, que me ha permitido redondear la cifra y declarar un metro sesenta, en varias oportunidades... Ustedes dirán que medio centímetro no cambia en nada la cosa, pero cuando una es petiza, ese medio centímetro es muy valioso, y poder redondear al metro sesenta es todo un logro.

La enfermera me advertía que podía llegar a tener unas líneas de fiebre, un poco de dolor de cuerpo, etc etc, que eso era normal, bla bla bla bla bla..., yo la miraba sonriente, asintiendo con mi cabeza, pero dentro de mí lo único que importaba era esa medida de estatura que me carcomía como símbolo de vejez que se venía encima como el piano acme sobre la cabeza del coyote.


Mientras caminaba de regreso a casa elaboré una minuciosa lista de posibilidades, que iba desde las genéticas (tendría que llamar a mi madre y averiguar bien este tema), pasando por la culpa de no estar haciendo ejercicios de elongación, como corresponde a una mujer de mi edad, y llegando a las últimas razones posibles: una burla cruel del destino, o bien una brujería.

Lo de la brujería fue descartado rápidamente, no creo tener enemigos que se molesten en hacerla ni tampoco creo que existan brujerías que logren achicar a una persona.

Finalmente, luego de darle vueltas y vueltas al asunto, llegué a la única conclusión razonable: esa balanza está rota, midió mal!!!!


Les deseo a todos que tengan un muy hermoso y pleno fin de semana.
Quienes quieran dejarme abrazos en los comentarios, con suavidad, por favor, que me duelen las vacunas!!


sábado, 14 de noviembre de 2009

Hola !!


Después de unas largas vacaciones, que resultaron más largas que vacaciones, aquí me tienen, actualizando nuevamente el barquito.
Fue un tiempo intenso de cosas buenas y malas. Como siempre, bah...

Entre las cosas buenas, la más destacable fue cumplir un año de amor. Contra viento y marea seguimos felices y dándole para adelante.

Entre las malas, algunas muertes que me voltearon un poco.
La última noticia de muerte fue algo raro, porque no se trató de un afecto, de alguien de toda la vida, ni siquiera de un amigo... sin embargo me dolió mucho.

Yo iba rumbo al mercadito de los beduinos, cuando me atajó el hijo del verdulero y me preguntó si iba para allá, y me avisó que estaba cerrado.
Cuando le pregunté la razón, me dijo que había muerto uno de los muchachos.
Me dijo que era el que estaba siempre en la caja y las piernas me temblaron. Un muchacho tan joven!! Treinta y dos años, me dijo el hijo del verdulero.
Qué pena. Ya no tendría con quién hablar sobre lo difícil que se hace dejar el cigarrillo, festejando el logro de varios días sin fumar, o reírnos por alguna pavada.
La relación no daba para más que eso, porque mis conocimientos de hebreo apenas dan para eso...

No era la noticia de la muerte de un amigo, ni la de la madre de una amiga de toda la vida, ni la de una ex alumna, pero por alguna razón me dolió muchísimo. Tal vez en esa muerte volvía a sentir todas las muertes del mes, no lo sé...

Me quedé muy triste, tanto que hasta me costó volver, pasada una semana, a comprar leche al mercadito...
Mientras caminaba hacia allá recordaba las veces que el muchacho escuchaba mi mp3 para conocer la música que escucho, o buscaba especialmente para mí las galletas de arroz...
El mercadito ya no sería lo mismo, sin mi cajero amigo.

Cuando llegué, lo primero que vi fue su cara sonriente que me saludaba. Está vivo!!! Sí, está vivo!!!

Después me enteré que el que había muerto era otro de los muchachos, pobre.
Se ve que el pibe de la verdulería se confundió.
Ojalá todas las muertes de este mes hubieran sido noticias equivocadas...

En fin, a vivir la vida, que es bella y es corta!


domingo, 4 de octubre de 2009

Hasta pronto




Necesito tomarme un tiempo. Hasta pronto.
Marina.

domingo, 20 de septiembre de 2009

SHANA TOVA !!!

domingo, 13 de septiembre de 2009

Regalines

Hoy los premios los doy yo !!! Jijijimiauuuu !!!
He diseñado un regalín exclusivo para todas las mascotas blogueras.
Así que todos los que tengan perro/a, gato/a, sapo/a, canario/a o cualquier otro bichito, se llevan este premio para el dulce animalito (los dulces animalitos, en el caso de tener varios)
Como siempre, el que tenga blog y ganas lo publica, el que no se lo lleva de recuerdo nomás.





Y quiero además, hacer entrega de dos premios merecidísimos a dos gatosas hermanas. Tigrita cinco estrellas y Pirinchita cinco bigotes:















Para ellas dos, estos premios especiales:






Y para despedirme les dejo el comienzo de "La Vida es un Milagro", película que en unos minutitos vamos a disfrutar junto a mi mamama y mis hermanos gatosos (en la camita!! Jijijijimiauuu!!)
La vimos varias veces, pero es para ver varias veces así que la recomiendo.
Abrazo peludo y mimoso de los gatosos de Cruzando las Grandes Aguas: Xuxa, Lolo, Charly, y Yo.




Bruno Alexis.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Feliz día, Maestros!! + Premios!!!



Hoy en Argentina se celebra el Día del Maestro.
Este regalito va para todos nuestros visitantes docentes, con mucho amor:




Los que quieran lo pondrán en su blog, los que no tengan blog se lo llevarán de recuerdo, y los que no tengan ganas se llevan igual un enorme abrazo.





Y ahora quiero agradecer hermosísimos premios que me han regalado dos docentes de alma, que además son maravillosas personas:


Susuru, autora del blog "Los Unos y Los Otros" me ha regalado estos bellísimos y originales premios:




"El Libro de Oro del Arte Argentino", por haber participado en su juego creativo del día del amigo (sí, desde hace tiempo que no subo mis premios...). "Así es Argentina", premio a los lectores de los Cuentos de Amor en su blog. Premio "Momentos", para los amigos de Susuru. Y "Máscara" realizada por Susuru, regalito que nos entregó a sus visitantes al cumplir las 50.000 visitas. Muchas Gracias, Susuru, has llenado mi vitrina de nuevos regalos!!!





Ivana, de los blogs "Wheelchair Rules", "Ivy a Gogó !!" y "Una Cuestión de Fe" me ha entregado generosamente estas valiosas distinciones:



Los Premios "Amigas de internet", "Oscuridad" y "Fidelidad". Te agradezco de todo corazón, Ivana, siempre te acordás de mí!!!

El Premio Oscuridad trae adjunta la tarea de comentar mi lado oscuro, para lo que he decidido copiar algo que escribí el día que cumplí mis 13 años:


Cuando pienso que mi vida será siempre así
me vuelvo oscura

Cuando creo que no puedo ni podré
me vuelvo oscura

Cuando no encuentro a Dios en mi corazón
me vuelvo oscura

Cuando no escucho la canción adentro mío
me vuelvo oscura

Cuando dejo de dar, cuando dejo de amar
me vuelvo oscura

Cuando me alejo de mí misma
soy completa oscuridad.



viernes, 4 de septiembre de 2009

Reiki


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com



Mis muy queridos amigos, hoy vuelvo a poner la garrita en el teclado para publicar una nota en nuestro blog y para darle el gusto a alguien que amo con todo mi corazoncito gatuno.
Luego de barajar varios de mis temas predilectos para desarrollar hoy, como por ejemplo "La Importancia de la Siesta Gatuna", "La razón por la que los gatos merecemos que se nos den todos los gustos" o "Razones científicas que prueban la atracción de la buena suerte por parte de los felinos"... me decidí por un tema que creo necesario tratar, ya que paseando por distintos blogs he constatado que son muchos los que aún no saben de qué se trata.

Hoy, mis queridos amigas y amigos, escribiré sobre Reiki.
Como es mi costumbre, no les daré una charla informativa ya que para eso está Marina, quien en algún momento abordará el tema, avalada por la experiencia de sus 24 años de Master Reiki, y su aburrido estilo de siempre...

Hoy voy a contarles mi experiencia reikuna (reiki-gatuna) y aclararé algunos conceptos para los que confunden reiki con religión, principios con dogma, y hacen en sus post y comentarios una mezcla confusa que ataca esta disciplina espiritual sin el más mínimo fundamento.




Desde bebé (creo que ya mamama les debe haber contado que yo fui el bebé gato más hermoso, mimoso y ternuroso que pueda existir) recibía sesiones de reiki para curarme, porque cuando Marina me adoptó yo estaba muy enfermito.
No sólo sané perfectamente, sino que además me hice experto en energía y mi aura creció cada día más luminosa.
Ustedes sabrán que los felinos somos naturalmente muy sabios y conocedores de las calidades energéticas en profundidad, por eso es que donde hay gatosos siempre reina la armonía...

Cuando cumplí los tres años mi mamama nos inició en reiki a mi hermanita Xuxa y a mí. Laurita, nuestra hermana mayor que hoy nos cuida desde su estrellita, ya era master en varias líneas de reiki, por lo que ayudó a nuestros alineamientos.
Desde ese momento mi vida cobró un sentido más hondo y vital. Tenía ya en mis cuatro patas una herramienta de amor para ayudar a quien lo necesitase, y también a mí mismo, para superar los problemas que suelen presentarse en nuestras vidas.
Cuando noto que alguien está mal me subo a upa y apoyo mis patitas calientes dándole ternurita reiki hasta que siento que ya está mejor.

Xuxita, que hasta el momento de su primera iniciación reiki tenía signos de raquitismo y Marina la llamaba "mi bonsai de gata", comenzó a crecer... y para cuando se recibió de maestra de reiki ya había alcanzado un tamaño normal de gatita sana.
Los veterinarios nos habían dicho que Xuxa no viviría más que 3 o 4 años, y ya cumplió sus 11 añitos, echa una diosa!!!





Todo en la vida es energía, y cuando la energía no está en equilibrio vienen las enfermedades, conflictos, angustias, bloqueos y depresiones...
Reiki lo que hace es equilibrar de a poco lo que está desequilibrado. Reiki es energía pura, de la fuente universal, energía positiva que nos conecta con esa misma fuente que existe adentro nuestro...

He leído en otros blogs que hay quienes hablan de creer o no creer en reiki, de fanatismos, de religión, de un montón de cosas que nada tienen que ver con esta práctica.
Reiki es una técnica energética y así como la meditación (que siempre practico junto a mi amigo Dalai, ustedes ya lo conocen) o muchos otros métodos de armonización energética NO TIENE NADA QUE VER CON RELIGIÓN!!!
Que les quede claro, por favor, que tampoco los verdaderos reikistas somos fanáticos. El fanatismo en cualquiera de sus formas afecta la ecología emocional y energética del planeta.

Yo humildemente quisiera hacer una recomendación a todos aquellos que dicen que los reikistas somos chantas y que el reiki no sirve para nada:
Mis queridos amigos, creo que cuando no conocemos un tema, no estamos autorizados a decir ni mú! Yo suelo decir miauu, pero ya saben bien a lo que me refiero.
A todos los que critican sin saber de qué se trata, les sugiero que tomen una sesión de reiki para ver qué se siente, medir sus efectos, y sacar sus propias conclusiones.

En este mundo diverso, cada uno maúlla su propia canción y es dueño de entonarla a su manera. Pero sepamos que criticar la canción del otro no nos hace mejores, más bien nos frena nuestro propio camino de crecimiento.

Yo amo reiki, porque siento que reiki es amor, y de esto los animalitos entendemos mucho más que algunos de los llamados humanos.
No necesito que nadie me diga que lo que yo hago está bien, pero desde este humilde blog les exijo que respeten mis elecciones y sobre todas las cosas que no hablen de lo que no tienen la más mínima idea.

Abrazos peludos y mimosos para todos, que tengan un hermoso y pleno fin de semana.
Shabat Shalom!!!



Bruno Alexis