viernes, 26 de marzo de 2010

Por nuestro planeta.



Es sólo una hora. Es un acto simbólico.
Creo que es necesario tomar medidas urgentes y en el día a día cuidar la ecología y hacer todo lo que esté a nuestro alcance.


Los invito a participar. Por nuestro planeta, por todos nosotros.
Este sábado, 27 de marzo, de 20.30 a 21.30 (hora local) apaguemos las luces.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Recordemos Siempre



Porque aún no sé

Les dejo aquí
anécdotas de navidades, año tras año
y de cumpleaños con ausencias y sin edad.

Les dejo aquí
primeros días de clases en marzos
con calor aún, como en aquel año, años atrás.

Les dejo aquí
un listado de madres con pañuelos,
que los siguen buscando, en la misma plaza.

Les dejo aquí
un listado de hijos y de nietos que hoy
conocen sus nuevos, nombres verdaderos.

Les dejo aquí
otro listado con abuelos, hermanos, tíos, primos,
sobrinos, vecinos, maestros y obreros, sin olvido.

Les dejo aquí
noticias de justicias que aún no llegan
e injusticias de siempre, que se vuelven nuevas.

Les dejo aquí
la memoria de casi todo el pueblo
que aún sufre y sangra por heridas viejas.

Les dejo aquí
mi nombre y mi identidad y vida
para aquellos que no los quieren ni nombrar.

Les dejo aquí
la flor que aún no sé dónde dejar
y me sangra en los ojos que no dejarán de buscar.

Gustavo Camacho

(Del del Blog Necesaria, de Gustavo Camacho)




A 34 años del golpe, recordemos.
Recordemos siempre.


Y que Nunca Más!!!


viernes, 19 de marzo de 2010

Premio + secreto


En este barco estamos felices porque FABIANA nos ha entregado un hermosísimo premio:



Las reglas son las siguientes:

* Entregar el premio a siete blogs creativos.
* Seguir una cadena contando siete secretos personales.

Los que me conocen ya saben que nunca sigo las reglas, así que elegí siete amigos que para mí son maravillosamente creativos y aquí y ahora les entrego el premio, sin reglas.
Si alguno quiere llevarlo y ponerlo en su blog, me va a encantar. Si no lo llevan, también me va a encantar. Para mí es suficiente con entregarles el premio aquí.
El que quiera seguir la cadena contando los secretitos puede hacerlo. El que no tenga ganas, que se maneje tranquilo.
Queda claro??

Aquí los siete amigos que merecen premio por su creatividad:










Todos ustedes ya saben que no tengo ni la más mínima capacidad de síntesis y estarán agradecidos de que les cuente sólo un secreto (y no siete, como supuestamente debería).

Cuando yo era pequeña mis padres tenían un criadero de chinchillas. Yo ayudaba a cuidarlas y como podrán imaginar, disfrutaba muchísimo jugando con ellas.
Cada jaula tenía una sigla de letras y números que identificaba al animalito, pero para mí eran Pinocho, Teresita, Blanquita, Moishe, Flor, Gigio, etc.
Las chinchillas son unos bichitos muy inteligentes y mimosos. No encariñarse con ellos es imposible. A pesar de que eran muchos, yo conocía a todos y todos tenían su nombre y su mimo preferido.
Cuando mi padre no me veía, me llevaba alguno a dormir conmigo...

Como todos los niños y niñas, yo tenía una gran imaginación, tal vez mayor que la del resto de los niños.
Vivía más en mis fantasías que en mi realidad, lo que resultó una maravillosa defensa y una fuente inagotable de alegría.
Imaginaba historias en las que los protagonistas eran las chinchillas, generalmente ambientadas en la cordillera (tenía el dato de que ese era su habitat natural) o en escenarios de diferentes formas y varios pisos cuando se trataba de obras de teatro y comedias musicales.

Yo escribía todos esos cuentos y obras de teatro de chinchillas. Dedicaba muchísimo tiempo en corregirlas y dibujaba las escenografías y vestuarios. Consultaba mucho el diccionario para no tener faltas de ortografía y encontrar nuevas palabras.

Como era una actividad secreta, una vez que la obra estaba terminada, me iba a los terrenos lindantes con la vía del tren (que pasaba atrás de la casa) hacía un pozo y enterraba el montón de hojas escritas.
Fueron muchas obras enterradas, ya que lo hice durante varios años.
En mi noveno cumpleaños decidí que ya me había aburrido de ser escritora y dejé de hacerlo.

Nunca se lo había contado a nadie, así que hoy les comparto este verdadero secreto de mi vida: fui escritora de chinchillas.


La escritora con dos chinchillas.

sábado, 13 de marzo de 2010

Dos Lobos


Un viejo cacique de una tribu estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida.
Les decía: ...- Una vieja pelea esta ocurriendo dentro de mí, es entre dos lobos.

Uno de los lobos es maldad, temor, ira, envidia, dolor, rencor,
avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo, competencia, superioridad, egolatría.

El otro es bondad, alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad,
dulzura, generosidad, benevolencia, amistad, empatía, verdad, compasión y fe.

Esta misma pelea está ocurriendo continuamente dentro de ustedes y dentro de todos los seres de la tierra...

Los chicos se quedaron pensativos, y uno de ellos preguntó a su abuelo:

¿Cuál de los lobos ganará?

...y el viejo cacique respondió simplemente
...-"el que alimentes"-...


Muchas gracias, Helen!!


lunes, 8 de marzo de 2010

Nuestro Día

sábado, 6 de marzo de 2010

Xuxita

Ayer viernes, por la madrugada, la salud de Xuxa se complicó con nuevos síntomas. Volvimos al veterinario, recibió suero y nuevas inyecciones.
Quedamos en que el domingo la llevaría nuevamente para que la internasen en el hospital veterinario para hacerle nuevos estudios médicos.
Estuvo a upa todo el viernes, recibiendo todo mi amor y el de sus hermanos gatos.
Muchos amigos rezaron, enviaron su mejor energía, reiki, apoyo de todo tipo, y nos acompañaron con mensajes llenos de amor.

A las cinco de la tarde Xuxita falleció. En mis brazos, sabiéndose amada y mimada hasta el último segundo.
Me despedí de ella haciéndole saber que todo va a estar bien, que Dios la va a cuidar siempre y que su hermana Laurita la estaba esperando para volver a jugar juntas y mimarse mucho.

Estoy muy triste y el dolor es grande. También Charly, Bruno y Lolo están muy tristes.
Nos mimamos mucho y sabemos que vamos a recuperarnos. Ya nos acostumbraremos a estar sin ella.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Xuxa, mi hermanita

Como Marina sigue sin recuperarse totalmente (de la conjuntivitis y de la locura mental que la acompaña desde siempre) me vine a postear yo, para no tener tan abandonado nuestro blog.
Hoy voy a hablar de mi hermanita Xuxa.
Mamama nos adoptó a los dos en la misma época. Pero no crean que fue una adopción así nomás, "me encuentro un gato y me lo adopto" ...nada de eso. Con lo vueltera que es la acuariana, hasta estas cuestiones que deberían ser sencillitas, se complican.


Una noche de tromenta mi tío José (qué será de su vida?) llamó a Marina a gritos para que fuera a ayudarlo. Una gata había tenido gatitos en un charco, y había que hacerles los primeros auxilios. Él solo no podía.
Armaron un cajón con frazadita y trapos, secaron los gatitos con secador de pelo y todas esas cosas... y la familia quedó ahí, en ese lavadero compartido por las dos casas.
Entre los gatitos había una que medía la mitad de los otros, impresionaba por lo flaquita y chiquitita.
Pasados unos días, descubrieron que la mamá gata no daba mucha bola a sus crías y hubo que darles de comer con jeringa hasta que aprendieron a comer solitos.
Marina llegó una tarde de trabajar, y encontró en la esquina a unos muchachos (grandulones) jugando al futbol con una pelota de alambre. Al pasar al lado, se dio cuenta de que la pelota emitía grititos, y con la inteligencia que la caracteriza dedujo que ahí adentro había algo viviente.
Luego de discutir y ser burlada por los muchachos, tuvo un ataque de ira y valentía, y resolvió todo a las patadas. Los tipos salieron corriendo.
Les aclaro que Marina es la mujer más pacífica del planeta, además es muy cobarde, por lo que evita cualquier situación violenta. Lo que le sucedió en esa situación fue un ataque incontrolable que ni ella misma se explica...
Resumiendo: atacó a patadas a los crueles futbolistas, y descubrió que tenía muchísima fuerza y potencia en sus patadas.
Ya en casa, se sentó en el patio y con paciencia fue desarmando la pelota de alambre. La que estaba adentro era la gatita chiquitita, que no paraba de chillar. Tenía los ojitos pegados, cubiertos de pus.
Fueron varias semanas de lavarle los ojitos con té de manzanilla y darle de comer con jeringa y gotero. A veces, entre clase y clase, venía a casa por un ratito, sólo para ocuparse de la gatita.
Cuando alguien le preguntaba si la pensaba adoptar, ella contestaba que la cuidaba por "sentido de humanidad" pero no pensaba agrandar la familia.


La gatita siempre la lastimaba con sus uñitas, se defendía, no quería que le limpiase sus ojitos.
El día que logró abrirlos, la miró a Marina y le dio muchos besitos en la mano. Mamama lloró de felicidad, como corresponde.
La gatita no tenía nombre, es el truco de Marina para poner distancia, conmigo hizo lo mismo y al final terminó adoptándome también, jijimiauuuu

Todos los veterinarios opinaban que no iba a vivir mucho tiempo. Tenía raquitismo, había quedado chiquitita chiquitita.
Tuvo su cunita en el lavadero y pasó a formar parte del elenco estable de los "gatos de exterior", que éramos los que vivíamos en el patio. Aunque no teníamos nombre, todos nosotros recibíamos mimos, cuidados y alimentación, eh!

Un sábado a la mañana, Marina estaba limpiando la casa, con la radio puesta a todo volumen. De pronto notó que la puerta se movía, como que alguien desde afuera quisiera abrirla. Era la gatita chiquitita que "rascaba" la puerta para llamarla.
Al abrir, la radio estaba pasando un tema de Xuxa (Xu xu xu ♪♪ Xa xa xa ♪♪ ) y la gatita abría la boca, pero en lugar de escucharse su maullido, daba la impresión de que estaba haciendo playback
Mamama sin pensarlo, la levantó a upa, la llenó de besos y le dijo: Xuxa !!
Con ese emotivo y sencillo acto, la gatita fue bautizada y adoptada y pasó a gozar de los privilegios de pertenecer a nuestra familia.




Nos hicimos "gatos de interior" más o menos para la misma época. Recuerdo que Xuxita vivía encanutada, nunca supimos dónde. Cuando nos íbamos a dormir, al rato de haber apagado las luces, la escuchábamos comer y tomar lechita. Su caracter temeroso lo mantiene aún hoy en día. No sabemos si es un tema de temperamento, o concecuencia de los maltratos de aquellos muchachos horribles.
Sólo unos pocos elegidos la conocen personalmente, ya que vive instalada en su estante del placard y si viene alguien a casa, ella no asoma ni el ocico. Pobrecita, se pierde los mimos de las visitas!
A la noche tiene su lugar en nuestra cama y duerme con toda la familia, claro. Y con Marina tiene total entrega, mimosa y confiada, obviamente.

Cuando tenía tres años parecía una gatita de dos meses por el tamaño. Los veterinarios insistían en que a lo sumo viviría cinco años...
Mamama decía que era el sueño de toda ídishe mame, que su hijita no creciera nunca, jajajamiauuu, y se reía mucho, y cariñosamente la llamaba "mi bonsai de gata".
Cuando Xuxa tenía cuatro añitos recibió los alineamientos de reiki. Igual que yo, es felina master en reiki. Desde ese momento empezó a crecer, crecer y crecer... hasta convertirse en una gatita de tamaño normal (digamos chiquitita, pero dentro de lo normal)

Si bien sigue miedosa, con nosotros es la gatita más dulce y demostrativa del planeta. Todas las noches se duerme dándole besitos en la mano a Marina, mientras recibe sus mimos nocturnales.

Ahora la tenemos un poquito pachucha, y hay que alimentarla a jeringa, como cuando era bebé.
Sabemos que muy pronto estará repuesta porque es una gatita fuerte y con muchas ganas de vivir.
Ah, como yo, ya cumplió sus trece añitos. Y vamos por más!!!