jueves, 22 de septiembre de 2011

La Historia de Mushkil Gushá

Hola, mis amigos. Hacía muchísimo que no pasaba por la blogósfera, y hoy cuento con un poco más de energías, entonces decido regresar, de a poquito y sin grandes exigencias.
Aquí el calor se siente demasiado y mi salud acusa recibo. Nada grave, pero mis fuerzas no dan para estar sentada a la computadora mucho tiempo, en la habitación más calurosa de la casa.
De vez en cuando paso un rato y me comunico a través de fb (sí, tengo una nueva cuenta de fb, juah juah)
Por lo demás, mi vida transcurre con alegría y estoy viendo venir algunos cambios, que seguramente serán para bien.

Quienes ya me conocen saben muy bien que soy una persona de fe. Creo que somos algo más que un cuerpo, que existe una energía superior, y que esa energía se da en mil modos diferentes, se  presenta en nuestra vida. Si convocamos las energías estarán siempre para ayudarnos, porque en realidad son parte nuestra.
Creo además que tener fe y esperanza hace que todo se resuelva de mejor modo y más rápidamente.





Cuando estudiaba Puesta en Escena, en una clase de Antropología, un compañero contó una historia que nos dejó a todos muy asombrados. En una situación de gran peligro, salvó su vida gracias a contar un cuento mágico y compartir algo para comer con otras personas. Todos quedamos impactados y pedimos que nos trajera el relato, así fue que en la siguiente clase se leyó La Historia de Mushkil Gushá, un relato tradicional de Irán, que tiene una energía muy particular y se cuenta las noches de los jueves.
Se supone que al contar ese cuento, los días jueves por la noche y compartir unos dátiles con alguien, se está convocando al espíritu del Disipador de todas las Dificultades y los participantes verán cómo en su vida todo adquiere el mejor lugar y llegan las soluciones a todos sus problemas.

Unos días después de haber leído ese cuento en clase, íbamos cuatro compañeros en un fitito que se caía a pedazos (literalmente). Dos muchachos, una chica con nueve meses de embarazo, y yo.
De pronto comenzó a  llover a baldes, no se veía a un metro de distancia y fuimos a dar a una calle inundada. El agua subía cada vez más y pasaba las ventanillas. Adentro también comenzó a entrar agua y tuvimos que levantar nuestros pies para no mojarlos.
El fitito se encastró, por decirlo así, contra unos fierros, lo que nos dio cierta tranquilidad, ya que el motor se paró y según dijeron los hombres, entendidos en el tema, se habría mojado todo adentro y ya no podría arrancar.
Estábamos parados en medio de un río que arrastraba todo con muchísima fuerza, a pesar de que era de tarde el cielo se puso oscuro y la cosa comenzó a atemorizarnos.En esa época no había celulares...

Uno de los chicos dijo que cuando parase un poco de llover y se pudiera ver, él iría nadando a pedir ayuda.
La chica embarazada, Liliana, se empezó a sentir muy mal, lloraba y gritaba, como en un ataque de nervios y por más que tratábamos de tranquilizarla no lo lográbamos.
Hicimos barquitos de papel y los poníamos en el agua, adentro del auto, pasaban debajo de los asientos, y viajaban de un lado al otro.

Era jueves. Nos acordamos del cuento mágico de Mushkil Gushá y decidimos contarlo, a pesar de que no era de noche, el cielo estaba negrísimo y todos decidimos que eso valía como si fuera la noche. Hicimos un pozo común de caramelos y pastillas que llevábamos en los bolsillos, lo que compartimos a modo de dátiles.

Sólo habíamos escuchado el cuento una vez, así que lo fuimos reconstruyendo entre todos, cada uno iba contando la parte que recordaba... Sin darnos cuenta, al concentrarnos en la historia nos fuimos relajando y hasta nos estábamos riendo. Cuando terminamos de contarla dejó de llover.
El fitito se movió de donde estaba trabado, el agua nos llevaba como si fuese un barquito, despacio, hasta pasando la esquina. No había coches ahí y  luego de unos metros de mayor profundidad había un lugar donde el agua bajaba, ya casi a la altura de las ruedas. Ahí el coche se quedó parado.
El conductor dio vuelta a la llave y el coche arrancó. Todos estábamos seguros de que así iba a ser.
En poco tiempo cada uno estaba en su casa, seguros, tranquilos, con una anécdota que jamás olvidaríamos.

Al jueves siguiente nació la nena de Liliana. Nos juntamos unos cuantos en la plaza de san Telmo a leer el cuento de Mushkil Gushá y compartir unos sanguchitos, se nos sumaron unos chicos que había en la plaza.
A pesar de que prometimos seguir la tradición, por una cosa o la otra lo dejamos ahí y nunca más nos volvimos a juntar para compartir la historia mágica.

A lo largo de mi vida, unas cuantas veces he recurrido a esta historia, para resolver problemas o para que se le resuelvan a algunos amigos. Siempre dio buen resultado, siempre nos sorprendimos del mejor modo.

Hoy una amiga y su familia están pasando por un momento muy duro, por una situación límite de esas que son muy difíciles de sostener.
Yo siento mucha impotencia porque no puedo ayudarlos concretamente en nada. Vengo rezando, pidiendo, poniendo mi mejor energía para que sus problemas se solucionen cuanto antes y mi amiga y su familia puedan respirar tranquilos.
Decidí reabrir el blog hoy por el gran amor que siento por esta hermana que la vida me regaló a través de internet.
Quisiera cenar con ellos y compartir unos dátiles, y el único modo que se me ocurre es dedicarles la lectura de La historia de Mushkil Gushá.

Y acá dejo la grabación, es larga, quienes tengan un ratito, quienes tengan paciencia, y sobre todas las cosas quienes tengan algún problema y quieran que se resuelva, les pido que la escuchen, que compartan algo de comer, lo que sea, y que por este medio estemos reunidos, compartiendo esta magia.

QUE SE DISIPEN TODAS LAS DIFICULTADES,  QUE DISFRUTEMOS TODOS DE UN TECHO QUE NOS DÉ SEGURIDAD Y AMPARO. NUESTRA CASA, DONDE SER FELICES, DONDE VIVIR CON AMOR, SALUD, ALEGRÍA, CREATIVIDAD, VIDA.








38 comentarios:

Winnie0 dijo...

Deseo que estés bien querida amiga. Se te echa de menos, pero tú eres lo importante para mi..Un beso grande

Adriana Alba dijo...

Bienvenida Marina!

Me alegro mucho que estès bien.

Me encantò el cuento y oir tu voz aùn màs!

Hoy voy a comprar dàtiles es jueves, los compartirè y pedirè al "Disipador de todas las dificultades" que ilumine las vidas de todos aquellos que estèn necesitando de su ayuda.

Gracias corazòn, te dejo un enorme abrazo.

Gamar dijo...

En mi anterior casa tenía una palmera que me regaló un amigo cuando era muy chiquita. La planté y después de casi 7 años, un día floreció y dio dátiles.
Muy buena la historia. Debería contarla en casa esta noche.
No tengo más dátiles, pero podríamos compartir maní.
Te mando un beso grande Marina y espero que mejores.

Ejco dijo...

Me alegró de verte por aquí, ya te echaba de menos. Espero que pronto estés bien del todo y que no sea nada grave. Me encanta lo que cuentas. No puedo oír ahora mismo el cuento, pero te aseguro que lo escucharé. Gracias por este regalo. Un abrazo fuerte con toda mi energía.

Asun dijo...

Marina, me alegra verte de nuevo por aquí.
¿Te puedes creer que llevaba unos días pensando en ti y en qué sería de tu vida, que hacía ya mucho tiempo que no teníamos noticias tuyas?
Está claro que cuando uno pone la energía mental en algo, de alguna manera lo atrae.

Me ha gustado mucho escuchar esta historia contada por ti.

Un beso grandote

Liliana Lucki dijo...

QUE SE DISIPEN TODAS LAS DIFICULTADES, QUE DISFRUTEMOS TODOS DE UN TECHO QUE NOS DÉ SEGURIDAD Y AMPARO. NUESTRA CASA, DONDE SER FELICES, DONDE VIVIR CON AMOR, SALUD, ALEGRÍA, CREATIVIDAD, VIDA.

Que así sea !! Feliz por tu vuelta a casa. Tus historias

El cuento y la energía en acción.

Comeré dátiles. Escucho el cuento....

Abrazo.Bienvenida, Lili

VACACIONES EN ROMA dijo...

Marina

Me alegra saber que te sentìs mejor, la llegada del otoño traerà el alivio y con eso seguramente tu salud mejorarà.

Gracias por tus palabras de cariño y de esperanza que son necesarias para el alma, y gracias Marina por ser una persona colmada de empatìa, vos sabes porque te lo menciono.

Me quedo leyendo el cuento y luego reflexionando.

Que el barco siga navegando, por buenas aguas, calmas, serenas y que al paso encuentre cosas buenas.

Un abrazo, nos estaremos leyendo.

Briks dijo...

SALUD !! por la vuelta

:¬D

tia elsa dijo...

Querida amiga siemrpe tan generosa para el dolor de los demás, claro que lo voy a escuchar, mirá ando poco por internet porque vengo de una operación y justo hoy jueve abro tu post, que me viene de diez. Te quiero amiga y espero que vos te pongas ben, cada jueves lo contare a mi familia y pensaré en vos. Besos tía Elsa.

Naia dijo...

Gracias querda amiga, es una historia preciosa...bienvenida ..besitos


un abrazo grandote
Naia

Holiday dijo...

QUE SE DISIPEN TODAS LAS DIFICULTADES, QUE DISFRUTEMOS TODOS DE UN TECHO QUE NOS DÉ SEGURIDAD Y AMPARO. NUESTRA CASA, DONDE SER FELICES, DONDE VIVIR CON AMOR, SALUD, ALEGRÍA, CREATIVIDAD, VIDA.

Y que sigamos leyéndonos y disfrutando de tantas aventuras y tantos relatos,que así sea.
:)

Yoni Bigud dijo...

Felicitaciones por el regreso a este espacio virtual. Manténgase a la sombra y fresquita.

Estoy seguro de que la historia servirá para resolver el problema de su amiga. Y muchos otros problemas.

Un saludo.

SUSURU dijo...

Querida Marina; estoy embriagada de felicidad sabiendo que estás con ganas, con fe y esperanza.
Los que nos relacionamos con vos siempre te hacemos llegar nuestra mejor energía para que llegue a vos potenciada y la luz divina te ilumine siempre.
La historia me pareció encantadora y los dátiles me resultan riquísimos.
Iré a comprar una cajita y pondré tu audio mientras los reparto con mis seres queridos.
Felicidad y Alegría para vos.
Un beso grandote

A.R.N. dijo...

14

A.R.N. dijo...

pero que buen cuento, justo lo que necesitaba, causalmente. graciasssssss una bellezuraaa

SUSANA dijo...

Estoy erizada. Primero fue la historia de los cuatro estudiantes en el fitito, la lluvia que no paraba, la compañera embarazada…y el cuento mágico.
Luego, esa amiga y su familia que están padeciendo momentos tan críticos, tu gesto desesperado…y el cuento mágico.
Ahora, cuando han pasado los 17:30 minutos de tu voz y me rodea el silencio, sólo hay una cosa en mi mente: La historia de Mushkil Gushá.
Nada para analizar. Permitamos respetuosamente que se haga la magia. Por esa familia que ha provocado tu retorno al Barco, porque necesitan “que se disipen todas las dificultades”. Que así sea, de todo corazón, para Ellos.
Nos llevamos puesta la propia Mushkil Gushá,siempre recordando que no debemos "olvidar" como le sucedió al leñador. Si acaso se nos escapa alguna palabra, retornaremos para buscarla.
Bienvenida, ¡Muy Bienvenida Marina!, portadora de un mensaje para todos nosotros. GRACIAS, QUERIDA AMIGA.

Stanley Kowalski dijo...

MARINA!!!!!!!!! Tu regreso no podía ser de otra manera, quedé conmovido igual que mi amiga Susana con este post. Me dejás una gran enseñanza mi queridísima amiga!!

Se te extrañaba horrores!! WELCOME, WELCOME & WELCOME!!!!!!!!!!!

QUIEROTE CON FRENESÍ DESMEDIDO!!

BESOTES DIVINA Y BUEN FINDE!!!!

dondelohabredejado dijo...

WINNIE
Muchísimas gracias. Es lindo sentirse extrañada. Ya comenzaré de a poco a visitar los blogs y volver a la normalidad. Un beso.

ADRIANA ALBA
Gracias, Adri!!! La verdad es que cuando escuché la lectura me pareció un desastre, pero en este caso lo importante no es que esté bien leída.
Querida que se disipen todas las dificultades, de todos nuestros seres queridos.
Abrazote inmenso.

GAMAR
Compartir, sea lo que sea, es lo que vale.
Sí, nene, estoy mejor y pienso seguir mejorando.
Besitos.

EJCO
Estoy mejorando y cada vez estaré mejor, seguramente.
Que el cuento te traiga las mejores ondas. Nos vemos. Besitos.

ASUN
Ay, nena, claro que te puedo creer, porque yo vengo pensando mucho en todos ustedes, y vos sos muy perceptiva, querida.
Me habrás atraído vos? Si es así, gracias!!
Un abrazote, con mis mejores ondas.

LILIANA LUCKI
Mi muy queridísima amiga, sabía que ibas a venir ni bien supieras que he posteado!!
Que las buenas energías se multipliquen, para todos nosotros y nuestras familias.
Te quiero mucho. Abrazo grandísimo.

dondelohabredejado dijo...

VACACIONES EN ROMA
Sí, nena, seguramente ya comenzará a bajar el calor y todo estará mucho mejor. Tengo unas ganas de que llueva!!
El barco seguirá navegando, con tripulantes como ustedes siempre llegaremos a buenos puertos y del mejor modo.
Besitos.

BRIKS
Salud, mi amigo!!! (nos vemos por fb)
Abrazo grandote.

TÍA ELSA
Yo sentía que andabas en algo a´si, y te vengo mandando baldazos de buena energía. Cuidate mucho, nena. Que todos tus problemas se resuelvan bien y pronto.
Te quiero mucho, besitosssssss

NAIA
Muchísimas gracias, un abrazo con el corazón, querida.

HOLIDAY
Así será, nena. Que sigamos encontrándonos y divirtiéndonos.
Un abrazo.

dondelohabredejado dijo...

YONI BIGUD
Muchas gracias. Sí, así será.
Un abrazo.

SUSURU
Mi querida amiga, sos de las que siempre está, el elenco estable que me sostiene, que me manda las mejores ondas y comprende aún cuando ni contesto los mail...
Estoy bien, y cada vez mejor.
Qué lindo que estés cerca, también compartiendo este cuento mágico.
Abrazo de osa!!

A.R.N.
Bien ahí!!

Que la magia de este cuento te proteja y dé felicidad!!


SUSANA
Mi queridísima amigaza, nada es casual en esta vida.
Deseo de corazón que la magia de este cuento envuelva a todos los que así lo necesiten.
Yo me siento muy feliz de estar regresando.
Millones de besos.

STANLEY KOWALSKI
Divino mío, me alegra tanto que estés aquí con nosotros!!
Gracias por este recibimiento tan de alfombra roja.
Te adoro!!!
Abrazo y beso para vos.

Liliana Lucki dijo...

Me encanta que te mimen !!!!!

Beso y luz.Lili

dondelohabredejado dijo...

LILIANA LUCKI
Mi querida, vos sos una de las amigas que más me mima, con tantos regalitos y buenas ondas que me mandás, con estar atenta y presente, siempre.
Te cuento que me estoy preparando para viajar a Bat Yam, voy a pasar la semana de Rosh Hashana con mis primos, ahí también me van a mimar muchísimo y voy a ver el mar!!!
Abrazo de luxe, Lili!!

América dijo...

Mi amiga querida .
Pasare con mas tiempo para escuchar el audio y te lo haré saber,me conmueve profundamente la historia y eso me recuerda que de las dificultades salimos al paso que sea pero sobre todo con fe y esperanza.
En cuanto pueda regreso quería que supieras que estoy aquí.
Un abrazo largo y sentido.

Mary Poppins dijo...

Evidentemente Ud. Recibe lo que cosecha
Ve cuantos nos alegramos con/por Ud
Me alegra su retorno
Beso enorme

Luigi dijo...

Vaya, creo que antes de contar un cuento y comer algo me bajo para hundirlo a patadas al fitito!!!!

Feliz regreso!! (y ojalá que lo de tu amiga se solucione)

Euphoria dijo...

Hola Marina! Qué relato conmovedor, es para una película realmente (o en tu caso, una obra teatral), no conozco el cuento en cuestión y mi plaqueta de sonido se quemó :0( pero lo rastraearé en otro formato. Ojalá todo se mejore y se acomode de la mejor manera. Te dejo un beso!

el costurero de elsicat dijo...

Hola Marina!! Hace unos días leí tu entrada y me conmovió además de la historia del fitito tu decisión de escribir para que de alguna manera le llegue a tu amiga el Disipador de todas las dificultades. Estoy segurísima que mejorará lo que sea que anda mal con tanta buena energía que mandamos todos los que te queremos. Recién hoy pude escuchar el relato y me encanta oir tu voz narrandolo (hasta mi marido se quedó mudo escuchando y es mucho decir!!)Mañana jueves vamos a comer pasas de uva, lo reviviremos
y mandaremos pensamientos llenos de buenos deseos para vos, tu amiga, y para todos los que causalmente estamos conectados...
Gracias por ser tan buena mina. Cuidate. Un millón de besos

VACACIONES EN ROMA dijo...

Marina

Solo paso para saber si estàs bien, hace dias que no te veo en los blogs.

Un abrazo grande.

Helen Maran dijo...

Que las dificultades se dicipen, que la vida siga junto a esta hermosa historia y muchas más, que estes pasando buenas vacaciones, te envie algo sobre salud y cabala y no recibí tu pronta respuesta ,confirmame que esta todo bien,abrazos de luz y amoe especiales amiga.

Euphoria dijo...

Me sumo al comentario de Vacaciones en Roma... pasé por acá para ver si te pescaba con un nuevo post y para ver cómo estabas. Un beso!!!

Rayuela dijo...

llego un poco tarde, pero llego.

no tengo dátiles, comeré pasas de uva y escucharé el cuento.


besitos*

Adriana Alba dijo...

Por si te asomaste al ojo de buey y no te vi....te dejo muchos cariños.

besitos con dátiles.

Joy dijo...

Aunque tarde, me sumo a escuchar este cuentito. Me encantó tu historia!

El próximo jueves, vuelve a ser 22, un número especial en mi vida... así que, compartiré cena con unas amigas y alumnas, y compartiré el cuento!

Gracias por estar ahí siempre, linda!

Un besote

Susana Peiró dijo...

Se me ocurre que estos tiempos de fin de 2011, son buena oportunidad para recordar a Mushkil Gushá...

Aunque publicaré en el blog mi saludo habitual el próximo 21 de Diciembre, hoy quiero y necesito agradecerte por el año que compartimos juntas y por cada momento Querida Amiga.

Te quiero uuuuhhhhhhhh, ¡MONTONES! y creo que lo sabés. Mis mejores deseos para Vos y por favor, SÉ INMENSA Y LOCAMENTE FELIZ!!! Besitos y narizadas a la familia gatuna!

Mary Poppins dijo...

Como estas, Marina?
Feliz anio!

Catalina Zentner dijo...

Poco a poco y paso a paso, estoy regresando, Marina.
Como siempre, encuentro en tu Blog ango que me sorprende gratamente.

Catalina Zentner dijo...

Me encanta saber que estás bien, sabes que me resulta grato leerte.
Abrazos,

clau dijo...

Excelente Epis me encantó!!! esto lo escribiste vos, mi admirador admirado, o fue conjuntamente jajajaja. Un abrazo enorme Epis!!!